5 consejos a tener en cuenta antes de comprar un router

Acertar con un buen router para nuestra casa es el paso clave para que tengamos una conexión fluida, ya estemos conectados vía Wi-Fi o por cable

En el mercado podemos encontrar un buen número de routers que probablemente podemos emplear en nuestra casa, pero antes de elegir uno u otro deberíamos pensar que tipo de conexión a internet tenemos, si se trata de fibra óptica, coaxial o xDSL. Dependiendo del tipo de conexión, deberemos comprar un router neutro o uno xDSL con módem ADSL2+ o VDSL2 incorporado.

Vamos a analizar las principales características que debería tener un router:

1.     Puertos Gigabit Ethernet, para la WAN y para la LAN

Los router actuales debido a las velocidades que presta internet superiores a los 100Mbps deberían contar con puertos Gigabit Ethernet, pero aunque la conexión no supere los 30Mbps se recomiendan estos puertos para transferir archivos a nuestra red local a alta velocidad ya que si tenemos un servidor NAS es totalmente necesario tener una red Gigabit.

2.     Doble banda simultánea con Wi-Fi AC

Si queremos sacar el máximo partido a nuestra conexión éste debería tener doble banda simultánea con Wi-Fi AC. Esta doble banda nos permite conectarnos tanto a la banda de 2,4GHz como a la banda de 5GHz. En la actualidad se pueden conseguir equipos con estar características a buen precio.

La mayoría de dispositivos que conectamos a nuestro router como smartphones, o tablets, incorporan dos antenas en configuración MIMO 2T2R, con lo que aunque nuestro router disponga de cuatro antenas por cada banda de frecuencia no notaremos demasiado la velocidad de conexión en nuestros dispositivos.

3.     Si queremos sacar el máximo partido al puerto USB del router que sea 3.0

La limitación en los router con puertos USB 3.0 viene generalmente del procesador del router que no es capaz de interpretar tantos datos. Si queremos sacar todo el partido a los puertos USB debería ser 3.0 y además deberíamos asegurarnos de que el router cuente con un procesador capaz, por ejemplo uno con doble núcleo a 800MHz de velocidad.

Si no optamos por un router con procesador de doble núcleo no sacaremos todo el partido que podríamos sacar a las USB 3.0, con lo que podríamos ahorrarnos algo de dinero con un dispositivo de más baja gama.

Elige un fabricante de confia

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.