Así será el teletrabajo en un futuro cercano: Reuniones virtuales con sistemas holográficos

Ni Zoom ni Google Meet, ¿Cómo es el teletrabajo con hologramas y eventos en los que estás pero no estás? El boom del home ofice ha derivado en la llegada de herramientas inmersivas en las que los usuarios tienen un contacto más «real» a través de sus dispositivos.

El distanciamiento social al que ha obligado la pandemia del Covid-19 ha generado un rotundo cambio en la manera en la que se trabaja. Las videollamadas se han apoderado de las agendas corporativas y las empresas que ofrecen este servicio han visto crecer exponencialmente su negocio.

Aunque las plataformas de comunicación más utilizadas han sido WhatsApp, Instagram y Facebook Messenger, las reuniones a través de Zoom, Google Meet y Microsoft Teams son las que han registrado un mayor aumento en el ámbito laboral.

Nueve de cada 10 teletrabajadores han recurrido a alguna herramienta de videollamada grupal. La más habitual, según encuesta realizadas, ha sido Zoom, con dos tercios de los empleados en teletrabajo.

Ante el fuerte crecimiento de las reuniones virtuales y la apuesta de las empresas por el trabajo remoto, estas herramientas se están sofisticando para ser algo más que videoconferencias e intentar llegar reproducir de la manera más real gracias a la tecnología-los encuentros presenciales.

Los números y los nuevos hábitos en un contexto postpandemia invitan a pensar en una evolución en el mercado de las videollamadas y videoconferencias. Los eventos no serán únicamente presenciales, sino que se dará paso al nacimiento de una nueva modalidad que constituye un híbrido entre lo presencial y lo virtual.

A nivel global son varias las tendencias que han asomado, una que está cobrando popularidad son los sistemas con hologramas. En esta línea cada vez van apareciendo sistemas que permiten crear hologramas de personas en tamaño real para interactuar «en 3D»con otras personas.

Si bien no son un concepto nuevo, sí han mejorado y hoy permiten recrear la situación de estar sentados en un evento al lado de otras personas en un mismo espacio.

Las bigtech trabajan contrarreloj en el desarrollo de soluciones en base a este tipo de tecnologías basadas en realidad virtual (VR): recreando escenarios y personas 100% virtuales y realidad aumentada (AR): utilizando una capa virtual sobre el mundo «real».

Las posibilidades son infinitas, como creación de pantallas virtuales en las que la gente puede aprovechar herramientas de colaboración, subir archivos, compartir la pantalla de su ordenador, utilizar un puntero láser y compartir también el video de su webcam si fuera necesario.

Todo un mundo digital con audio direccional, en el que los usuarios son representados por un avatar, un personaje 3D configurado por cada uno, cuyo look puede ser editado en cualquier momento, preparado para interactuar con un entorno digital.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.