«

»

May 30 2018

Cómo mejorar el rendimiento del procesador de tu Smartphone Android

¿Estás pensando en cómo mejorar el rendimiento de tu Smartphone Android para jugar o reducir el consumo de batería cuando está en reposo? Esto es posible cambiando la frecuencia y el comportamiento de los núcleos del procesador.

La solución se puede llevar a cabo mediante el overclock, overclocking u OC que significa alterar las frecuencias de funcionamiento establecidas en origen por el fabricante de un componente, con el fin de obtener un mayor rendimiento.

Consigue que tu móvil vaya más rápido

Al subir la frecuencia de trabajo del procesador se consigue que el móvil vaya proporcionalmente más rápido ya que puede realizar más operaciones por segundo, lo cual puede ser idóneo para los smartphones más antiguos a los que el paso del tiempo va haciendo mella en su rendimiento.

El peligro del overclock viene de que un mínimo aumento en la frecuencia de trabajo de la CPU lleva asociado un aumento en la temperatura de trabajo del teléfono. Este aumento de temperatura puede llegar a quemar el procesador dejándolo totalmente inservible.

Subir la frecuencia del procesador del móvil debe hacerse muy poco a poco y monitorizando en todo momento la temperatura del terminal hasta conseguir un punto de equilibrio en el que se consiga la mejora del rendimiento pero manteniendo la temperatura a un nivel aceptable.

Cómo cambiar la frecuencia del procesador

Para cambiar la frecuencia del procesador de tu móvil son necesarios dos requisitos imprescindibles: ser usuario root en el smartphone e instalar una app de control con la que modificar las frecuencias base de la CPU del teléfono.

Una vez que se dispongan de los permisos de root, solo se necesita una interfaz con la que controlar de forma gráfica las frecuencias del procesador. Existen muchas alternativas, e incluso algunas ROMs cocinadas incluyen un kernel que permite la configuración de la frecuencia del procesador desde dentro de los menús de ajustes.

Controla el comportamiento del procesador

El procesador ajusta la frecuencia de los núcleos en base a la carga de trabajo que reciba, y se controla mediante un Governor o Gobernador de la CPU.

Este componente del procesador de cualquier smartphone utiliza una serie de perfiles de comportamiento con los que se establece cuando tienen que bajar la frecuencia los núcleos cuando el móvil se encuentra en reposo, qué núcleos se pueden desactivar para ahorrar batería o cuando llega la hora de ponerse a trabajar, a qué frecuencia deben hacerlo cada uno de los núcleos en función de la carga de trabajo.

En origen, el Gobernador siempre estará configurado para utilizar un perfil Ondemand, con el que se ajusta la frecuencia del procesador en función de la carga de trabajo que reciba. Pero se puede asignar cualquier otro para que se comporte de forma diferente.

Los perfiles de Gobernador más habituales y recomendables

Interactive: Con el que se consigue buena fluidez de uso, manteniendo un consumo energético moderado.

Conservative: Como su nombre indica, su máxima es ahorrar energía por lo que el móvil se hace más lento ya que los núcleos funcionarán con una frecuencia muy ajustada.

Ondemand: Es el perfil por defecto de Android obteniendo un gran equilibrado entre buena potencia bajo carga de trabajo y reducción de consumo en reposo.

Performance: Ideal para quienes buscan el máximo rendimiento en todo momento ya que con este perfil el procesador funcionará siempre al límite de su capacidad, sin tener en cuenta el consumo energético. Con este perfil hay que ser especialmente cuidadosos con la temperatura ya que el procesador podría calentarse más de lo recomendable.

Esto resulta ideal si solo quieres modificar la frecuencia del procesador para obtener el máximo rendimiento en un juego o en una aplicación, pero luego si quieres volver al modo de funcionamiento habitual, con solo reiniciar el móvil todo volverá a su configuración original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>