Deep Web, como entrar al lado oculto de internet

Internet es la red de redes. Ordenadores y servidores conectados entre sí por todo el mundo. Algunos de estos servidores son accesibles fácilmente. Otros de estos servidores permanecen ocultos. Los motores de búsqueda no se interesan en ellos o sus creadores bloquean a los buscadores. En este grupo se engloba la conocida como Deep Web.

¿Qué es la Deep Web y cómo entrar en la Deep Web?

La Deep Web o internet profunda lo forma todo ese contenido online que no está indexado en los buscadores de internet como Google, Bing, Baidu, Yahoo! o Yandex. A la Deep Web también podemos llamarla internet invisible o internet oculta.

Como resultado en este lado de internet encontramos páginas privadas, bases de datos, páginas normales y corrientes desindexadas de Google u otros buscadores. Es por esto que ciertos medios de comunicación y algunos autoproclamados expertos han hablado de la Deep Web como algo oscuro y repleto de contenido ilegal o peligroso.

Deep Web y Dark Web

La Deep Web no tiene nada que ver con la Dark Web que es el sitio en el que se manejan armas, medicamentos, sicarios o hacker. La Dark Web va contra las leyes de decenas de países de todo el mundo. Por ello su acceso es más complicado en muchas ocasiones requieren de invitación previa.

Primero hay que saber que los motores de búsqueda indexan contenido y este contenido aparece en las páginas de resultados al buscar algo en Google o similares. Todo lo que no está en Google difícilmente será visible por la mayoría de usuarios de internet, ya que el buscador es nuestra puerta de entrada a la web.

Si embargo hay sitios web que deciden bloquear la indexación de Google. Otros, simplemente, no han sido encontrados, por lo que no aparecerán en los buscadores busquemos lo que busquemos.

¿Como acceder al contenido de la Deep Web?

Sólo podemos acceder al contenido que cae en la Deep Web si conocemos la dirección exacta. En ocasiones, ni siquiera tienen un nombre de dominio y se limitan a una dirección IP. En la Deep Web encontramos páginas personales de uso propio, zonas privadas de páginas empresariales, webs privadas de organismos o instituciones… La lista es extensa.

Por consiguiente, el contenido que forma parte de la Deep Web se puede dividir en dos. Uno, aquel contenido al que podemos acceder simplemente indicando el nombre de dominio o dirección IP pero que no aparece en los buscadores. Dos, aquel contenido inaccesible porque, además de estar desindexado de los buscadores, está bloqueado con usuario y contraseña. Aquí encontraremos cuentas bancarias, perfiles privados de redes sociales, correos electrónicos, bases de datos médicas, documentación legal… Intentar acceder a este contenido podría considerarse una actividad ilícita y/o ilegal, por lo que no siempre es posible responder a cómo entrar en la Deep Web.

Ahora que ya sabemos qué es la Deep Web, la respuesta a cómo entrar en la Deep Web se responde sola. Para acceder a este tipo de contenido o sitios web, basta con que tengamos un navegador web normal y corriente. El problema está en saber qué contenido es ese que forma parte de la Deep Web.

Por otro lado, también debemos saber que cierto porcentaje de la Deep Web es sólo accesible empleando navegadores compatibles con Tor, como Tor Browser, basado en Firefox, o Brave, que integra Tor. Estos navegadores sirven tanto para acceder a la web tradicional como a enlaces .onion de Tor.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.