El pensamiento terraplanista vigente en pleno siglo XXI

La ciencia avanza y aún así hechos que parecen más que seguros siguen siendo discutidos por algunos grupos. Galileo no podría jamás haber imaginado que la condena que sufrió por sus opiniones volvería a estar de actualidad en pleno siglo XXI.

La mayoría de los argumentos de los terraplanistas provienen de una concepción de universo profundamente antropocentrista y simplista. En cambio, la visión que propone la ciencia requiere cierto nivel de abstracción, no podemos observar a simple vista, ni experimentar a través de la propia experiencia los fenómenos que rigen el universo.

No somos el centro del universo

Es por tanto ésta la característica que nos hace humanos. Nuestras capacidades físicas prueban de hecho que no somos el centro del universo y si vamos más allá podemos llegar a pensar que no somos los únicos seres que lo habitan.

El pensamiento terraplanista responde a un principio, el universo está diseñado para adaptarse a la perfección al ser humano. En el pensamiento actual se entiende que no es la naturaleza la que está adaptada al ser humano, sino que es el propio humano es el que se ha adaptado a todos los fenómenos naturales.

Los ritmos circadianos concuerdan con el día y la noche, pero no porque la Luna y el Sol estén ideados para gobernarlos respectivamente. Los procesos que rigen la vida no son producto de un diseño inteligente adaptado a la vida; sino que la vida surge y se adapta a los fenómenos que dicta la naturaleza.

La ciencia nos acerca a la verdad

Aunque primitivamente los seres humanos tuviéramos esa impresión, hace siglos que la ciencia nos ha permitido acercarnos a la verdad y dejar de lado el pensamiento mágico.

Otro pilar fundamental que nos encontramos en el terraplanismo es la necesidad de encontrar un punto de origen, una explicación a la creación. Un Dios creador de todo es la explicación más sencilla al origen del universo.

La concepción de la Tierra plana no afecta solo al diseño del planeta Tierra; conlleva también que desterremos todo descubrimiento relacionado con la astrofísica. Implica negar y condenar sistemáticamente todo progreso de la civilización.

El ser humano se extinguirá

Las opiniones fundamentadas en la ciencia más pesimistas creen que el ser humano se extinguirá sin comprender por completo el universo. Otras visiones como la Stephen Hawking, opinan en cambio que seremos capaces de trascender a nivel planetario, y que podremos sobrevivir mucho después de que nuestro planeta deje de ser habitable para continuar explorando nuestro vecindario cósmico.

Los terraplanistas pueden ser convincentes, pero la ciencia está en contra de ellos. Muchos divulgadores científicos (Quantum Fracture, Date Un Vlog, El Robot de Platón…) tratan de luchar contra la desinformación que plantean algunos grupos de este estilo y que convierten al debate del terraplanismo en una mera curiosidad.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.