0a89c0b5">

Indicadores básicos de un buen comparador de inversiones

A lo largo de nuestra vida tenemos períodos en los que nuestra capacidad de ahorro es un poco mayor a lo que habitualmente estamos acostumbrados. Esta circunstancia hace que podamos encontrarnos con una cierta cantidad en nuestra cuenta corriente de la cual no vamos a disponer de forma inmediata. Es entonces cuando quizás nos planteemos realizar algún tipo de inversión.

En el momento que comenzamos a barajar la posibilidad de invertir nuestro dinero, lo primero que debemos hacer es utilizar un comparador de inversiones. Y es que, ya estemos hablando de importes pequeños o más elevados, siempre es bueno comparar y ver qué nos ofrece el mercado.

Todo lo relacionado con los fondos de inversión, acciones, productos estructurados, etc. es muy amplio y puede llegar a ser bastante complejo. Por este motivo, la utilización de un comparador de inversiones se hace imprescindible cuando decidimos dar el paso.

A continuación, queremos mostrar cuáles son los principales datos o indicadores que nos ofrecerá un buen sistema para comparar inversiones. Se tratan de indicadores imprescindibles que debemos analizar con calma antes de lanzarnos a invertir o incluso para conocer el estado actual de nuestra inversión.

Costes y comisiones

Uno de los puntos en los que más solemos fijarnos cuando utilizamos un comparador de inversiones es el coste y comisión que tienen los distintos productos que vamos a contratar.

Debemos tener en cuenta que estas tarifas no son desproporcionadas, sobre todo cuando la inversión que va a realizarse es de un gran importe y a medio o largo plazo.

Rentabilidad a lo largo del tiempo

Otro indicador bastante fiable a la hora de valorar una nueva inversión es la rentabilidad y comportamiento histórico que ha tenido. Si a lo largo de los últimos años ha obtenido una rentabilidad constante y ha sabido adaptarse a las fluctuaciones del mercado, estamos ante un producto de calidad. 

Variación en el último periodo

Aunque el producto tenga un buen historial de rentabilidad, debemos fijarnos en el comportamiento actual. Pensemos que, en el caso de los fondos de inversión puede haber cambiado el gestor del fondo o la estrategia del mismo, lo cual puede hacer que no se adapte a nuestras necesidades como en periodos anteriores. 

Diversificación del producto

Saber en qué estamos invirtiendo es algo básico. Debemos conocer el sector, el área geográfica, la divisa y el activo en el que vamos a depositar nuestro dinero, en definitiva, nuestra confianza para obtener algo de rentabilidad.

Estos cuatro indicadores son los que debemos mirar con todo detalle y analizar al máximo, ya sea para evaluar nuestra inversión actual o valorar nuevas inversiones.

Debemos tener en cuenta que, si disponemos de cierto capital ahorrado, lo mejor es invertirlo y no dejarlo en una cuenta corriente en la cual posiblemente no nos aporte ningún tipo de rentabilidad y vayamos perdiendo poder adquisitivo día a día.

Ahora que ya tenemos claro los indicadores que debe ofrecernos un buen comparador de inversiones y la necesidad de mover nuestro dinero, solo hay que comparar hasta encontrar el producto que más se adapte a nuestras necesidades.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.