«

»

La energía fotovoltaica vuelve a estar de moda

La supresión del denominado impuesto al sol, la eliminación de trabas burocráticas y el abaratamiento de costes han creado condiciones favorables para el despliegue del autoconsumo con energía fotovoltaica.

¿Sale a cuenta colocar placas fotovoltaicas en el tejado de casa?

Las instalaciones de autoconsumo salen a cuenta sobre todo a quienes pueden aprovechar de manera instantánea la energía que está generando el tejado solar.

En el caso de instalaciones domésticas, hay que tener en cuenta que las horas de máxima radiación coinciden con las horas en que se trabaja fuera de casa y cuando el consumo es menor en el hogar, por eso, la radiación es menos aprovechable y se produce un excedente.

En general, al tratarse de instalaciones pequeñas, con un coste por kilovatio instalado más elevado, el retorno de la inversión se consigue a más largo plazo que en el caso de una industria.

¿Qué me puede costar?, ¿cuánto ahorraría?

La instalación doméstica para un hogar pequeño o medio sin excesivo consumo (con una potencia 1,5 kW, seis placas) cuesta unos 3.000 euros, sin batería y permite ahorrar entre un 30% y un 40% de la electricidad consumida.

En este ejemplo concreto (1,5 kW), se produciría unos 2.000 kilovatios hora al año, el consumo de una familia puede ser de entre 2.500 y 3.000 kilovatios hora al año, con lo que una inversión doméstica podría amortizarse en un período de entre 12 y 15 años.

¿Cómo podría amortizarla antes?

Instalando baterías, la inversión se duplicaría; pero se podría amortizar 1 o 2 años antes. Además, todos estos costes se abaratan en muchos municipios.

Ya hay ayuntamientos que están aplicando ordenanzas solares de autoconsumo que incluyen incentivos fiscales del IBI, por ejemplo el Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès desgrava el IBI un 50% durante los cinco primeros años en casas que están pagando 2.000 y 3.000 euros al año de IBI.

¿Puedo vender a la red los excedentes de energía?

La normativa sí permite vender los excedentes, pero es un proceso complejo para las instalaciones pequeñas. La nueva normativa incorpora una compensación de la facturación mensual de la electricidad que es una valoración económica de los excedentes de la energía entregada a la red.

La comercializadora cuantificará la energía que se le inyecta a la red y la valorará en función del precio del mercado. En cambio, la energía que adquiera el autoconsumidor procedente de la red se pagará al mismo precio que ahora se paga a la comercializadora.

¿Tiene un tope esta compensación?

De todas maneras, esta compensación tiene un tope. Nunca podrá darse el caso en que la compañía pague una cantidad superior al de la factura que le pague el autoconsumidor. Es decir, la factura no puede ser negativa para ella. Nunca podrá entregarse a la compañía electricidad por valor que supere el de la energía comprada.

El propietario de estas instalaciones no ingresará dinero por la venta de la electricidad, sino que conseguirá, como mucho, que su término variable de consumo sea cero.

Este balance de compensación se podrá hacer para las instalaciones de hasta 100 kilovatios de potencia, mientras que a partir de esa cifra, hay la opción de vender la electricidad a la red, lo que comporta convertirse en productor.

¿Qué trabas se han eliminado?

Se ha eliminado el impuesto al sol. Este impuesto regía sólo para aquellos que tuvieran contratados más de 10 kW, pero actuó de manera disuasoria y creó un ambiente pesimista que bloqueó el despegue de esta industria.

Se trataba de un impuesto absurdo e injustificable, pues gravaba con un cargo la energía que se estaba generando y a la vez se estaba consumiendo, sin pasar por la red.

En segundo lugar, en el ámbito doméstico, se ha eliminado la obligación de instalar un contador que se encargaba de registrar la energía autoconsumida.

Este contador encarecía los proyectos y totalizaba un coste entre un 15% y un 20% de lo que se estaba ahorrando (costaba unos 500 euros para una inversión de unos 3.000 euros), además, el contador debía estar accesible a la compañía, lo que comportaba complicaciones con lo que desmotivaba definitivamente a los interesados.

Los excedentes de energía que se produzca podrán ser registrados en los contadores inteligentes existentes ya que están preparados para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.