La gran tecnología que se esconde detrás de una silla salvaescaleras

Para muchas personas con movilidad reducida o personas mayores este tipo de tecnología forma parte de su día a día y gracias a ella han conseguido hacer más sencilla su vida. Comprender cómo funciona una silla salvaescaleras es comprender todo lo que hay detrás de su tecnología, lo que nos da una clara percepción de su utilidad.

Consulta en el siguiente enlace toda la información que puedes necesitar sobre los nuevos sistemas de salvaescaleras salvaescaleras precios y sistemas de elevación.

¿Qué partes tiene una silla salvaescaleras?

La silla, es el asiento donde el usuario se coloca cuando utiliza el elevador. Existen diferentes modelos y tamaños de sillas.

El carril, se trata de la estructura que guía el recorrido de la silla por la escalera. El carril se fabrica en consonancia con la escalera y éste puede ser recto, curvo o en espiral.

Carril retráctil, si tenemos poco espacio al final de nuestra escalera podemos instalar un carril extensible que cuando no estemos usando el aparato se recoja de manera automática.

Motor, los motores montan diversas potencias dependiendo del modelo. El motor es el corazón de la silla que la impulsa para realizar el recorrido por el carril y está situado en la parte inferior de la silla.

Control de velocidad, situado en el motor asegura una velocidad segura dentro de los límites recomendados.

Baterías, la mayoría de sillas salvaescaleras cuentan con baterías auxiliares que suministran la energía suficiente para varios recorridos en caso de corte de energía.

Sensores, dispositivos capaces de detectar cualquier obstáculo imprevisto y detener la silla.

Mandos, que pueden instalarse en la pared además del joystick de movimiento situado en la silla.

Llave de bloqueo, por norma los salvaescaleras disponen de una llave de seguridad que hace de interruptor para cortar la corriente.

¿Salvaescaleras con batería?

Dependiendo del modelo, un corte en el suministro eléctrico no va a dejar fuera de uso nuestra silla salvaescaleras.

A pesar de que estos dispositivos funcionan con energía eléctrica muchos modelos cuentan con baterías auxiliares que están siempre cargadas. Así en caso de necesitarse la escalera funcionará hasta el final del recorrido e incluso permiten algún uso extra. Las baterías se recargan de manera automática cuando vuelve la luz.

Los mandos a distancia de la silla

Los mandos a distancia de una silla colocados arriba y debajo de la escalera sirven para hacer que ésta vaya al punto que queremos, a la parte superior o inferior.

La marcha de la silla también se puede invertir a mitad de camino si nos hemos olvidado algo o simplemente queremos dar la vuelta a mitad de recorrido, con solo accionar el mando de funcionamiento.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.