«

»

May 29 2018

Pisos vinílicos para decoración de oficinas

El piso vinílico es un tipo de suelo plástico utilizado cada vez más en todo tipo de lugares, especialmente en aquellos que precisan un limpieza frecuente como pueden ser los locales destinados a oficinas. Un revestimiento fabricado a partir de Policloruro de Vinilo o lo que es lo mismo PVC.

En la actualidad se puede encontrar infinidad de tipos de pisos vinílicos. El vinilo es un material resistente y duradero con un buen comportamiento ante el fuego. El vinilo comienza a usarse como pavimento sobre 1950. Es en la década de los años 70 cuando este pavimento comienza a experimentar un fuerte desarrollo consiguiendo una mayor resistencia a la abrasión, agentes químicos, resistencia al fuego y características antideslizantes.

Las propiedades del piso vinílico varían mucho en función de su composición y del proceso de fabricación. Aunque son características comunes la resistencia, facilidad de limpieza y la impermeabilidad. Los pisos vinílicos se pueden clasificar en dos grandes grupos, suelos continuos y suelos de losetas.

Los pisos continuos

El piso continuo se comercializa en rollos de gran dimensión en anchos que van de los 2 a los 4 metros y longitud variable. Este tipo de suelo es cálido y agradable al tacto, con grosores superiores a los 3 milímetros y presenta algo de acolchamiento. Su fácil limpieza y adherencia lo hacen un piso ideal para niños, por lo que se puede encontrar en el mercado con multitud de dibujos estampados.

Piso en loseta

Las losetas de vinilo son rígidas y duras, muchas veces el PVC solo es un revestimiento superficial fijado sobre algún otro material.

Sus principales características son su gran estabilidad frente a los agentes químicos, estanqueidad, resistencia a la abrasión y facilidad de limpieza y mantenimiento, lo que les hace un recubrimiento ideal para pisos muy transitados como pueden ser locales de oficinas.

Al igual que los suelos en rollo pueden presentar todo tipo de decoración pudiendo imitar desde pisos de mármol, madera o piedra natural. Aquí puedes ver más pisos vinílicos.

Instalación de los pisos vinílicos

Los suelos continuos de PVC se presentan en láminas finas de 1 a 4 milímetros que pueden colocarse sobre un pavimento preexistente, aunque el soporte debe estar perfectamente nivelado y firme. Las láminas de PVC se cortan y se encolan sobre el soporte, también es posible su colocación sin fijarla al pavimento, se colocan dos láminas y se encola la parte superior y la inferior creando una única lámina que se apoya sobre el suelo existente.

En el mercado también existen láminas que encajan entre sí mediante un sistema de click similar a otros pavimentos que no necesitan adehesivo.

También existen suelos vinílicos en losetas o plaquetas, que no presentan ninguna dificultad especial para su montaje. Al presentarse como si se tratasen de losetas se deben ir colocando y pegando una a una. Su instalación dependerá del material soporte al que vaya unida.

Los pisos vinílicos son un producto ecológico 100% fabricado a base de minerales . Un material ideal para su instalación en suelos de oficinas. Con este piso la huella de carbono se reduce hasta el cero y cualquier espacio de trabajo se verá limpio y armonioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>