¿Por qué nuestro perro nos sigue a todas partes?

El perro fue probablemente el primer animal en ser domesticado. En primer lugar, el perro ha acompañado n durante unos 10.000 años.

Además, algunos científicos afirman que todos los perros, tanto domésticos como salvajes, tienen un antepasado común en el pequeño lobo del sudeste asiático.

Puede que los perros hayan sido domesticados hace miles de años, pero todavía se consideran parte de un grupo, al igual que sus antepasados salvajes.

Alimentamos a nuestros perros, los cuidamos y los mimamos.

¿Pero realmente por qué nos siguen a todas partes?

En realidad, el perro, nuestra mascota favorita, suele seguirnos a todas partes. Se trata de un comportamiento que, según nos encontremos de ánimo ese día, podemos considerar molesto o reconfortante. ¿Pero cuál es la razón para que “el mejor amigo del hombre” haga esto?

Por consiguiente, aunque no hay una certeza que compartan todos los científicos, la mayoría de los investigadores destacan una serie de razones que justifican ese acompañamiento constante.

La familia humana la considera su manada

En primer lugar, estaríamos ante su mentalidad de manada. Los perros pueden haber sido domesticados hace miles de años. Pero los perros todavía se consideran parte de un grupo como sus antepasados salvajes.

Cuando no hay otros perros alrededor, su familia humana se convierte en su manada. Según explican los expertos, este instinto genético es también lo que motiva a los perros a observarte de cerca y a buscar tu contacto físico.

Somos algo así como sus padres

En realidad, la explicación a este comportamiento hay que buscarlo en el vínculo que tenemos con nuestra mascota. Los cachorros de hasta 6 meses se apegan a sus dueños humanos como si fueran sus madres y, cuando son adultos, mantienen ese vínculo.

Los dueños de los perros les dan cuidado y afecto y los canes los ven como seres que otorgan confianza y seguridad.  La última explicación que la ciencia ha dado a este comportamiento canino tiene más que ver con el dueño y cómo se relaciona con él más que con los instintos naturales del animal.

Nuestro perro nos ve de manera positiva

Cuando se entrena y educa a un perro, se realiza un refuerzo positivo, es decir, se recompensa a la mascota con golosinas o premios por sus buenas acciones o comportamiento. Esto puede provocar que el animal relacione la presencia del humano con esos premios, por lo que le sigue allá donde va buscando una golosina o una muestra de afecto.

Sea por una u otra razón, significa que nuestro perro nos ve de forma positiva, por lo que lo mejor es disfrutar de su compañía extra, y no tener miedo de cerrar la puerta cuando necesitamos un tiempo a solas.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.