La tecnología en comunicadiones que está por venir, la red 6G

El enfoque de las redes cambia con cada generación de tecnología de comunicaciones. El 2G y el 3G se centraban en la comunicación de persona a persona por medio de voz y texto. El 4G generó un cambio fundamental en el consumo masivo de datos, mientras que la era del 5G cambió su enfoque para centrarse en conectar el Internet de las cosas (IoT) y los sistemas de automatización industrial.

¿Cómo nos beneficiará la era 6G?

Todas las mejoras en conectividad de red que ofrece 5G al usuario final se perfeccionarán literalmente con el 6G. Ya sean ciudades inteligentes, granjas, fábricas o robótica, 6G nos llevará al siguiente nivel. Gran parte de esto será facilitado por el 5G avanzado, que ofrece mejoras a los nuevos estándares de 5G, con mayor eficacia, más funciones y una experiencia de usuario mejorada.

Gracias al despliegue masivo de sensores e inteligencia artificial y aprendizaje automático (IA/AA), la red 6G nos permitirá conectaremos el mundo físico con nuestro mundo humano con modelos de gemelos digitales y actualizaciones sincronizadas en tiempo real. Estos modelos de gemelos digitales son cruciales, pues nos permiten analizar lo que sucede en el mundo físico, simular los posibles resultados, anticiparnos a las necesidades y, finalmente, llevar nuevamente a cabo acciones productivas en el mundo físico.

Aunque el teléfono inteligente seguirá siendo un dispositivo clave en la era 6G, las nuevas interfaces hombre-máquina serán más convenientes para el consumo y control de la información. La escritura en pantallas táctiles será reemplazada gradualmente por el control por gestos y voz. Los dispositivos estarán integrados en la ropa e, incluso, se transformarán en parches para la piel. Los servicios sanitarios serán los grandes beneficiados por la facilidad que ofrecen los dispositivos “wearables” para monitorizar los parámetros vitales 24 horas al día los 7 días de la semana.

El desarrollo de la IA y la visión artificial y su capacidad para reconocer personas y objetos hará que las cámaras inalámbricas se conviertan en sensores universales. La radio y otras modalidades sensoriales, como las acústicas, reunirán información del entorno. El dinero y las claves digitales podrían convertirse en la norma. Puede que incluso empecemos a utilizar sensores del cerebro para accionar las máquinas.

La red 6G

6G exige un cambio en el diseño de las redes de comunicación. Se deben reconciliar varias necesidades clave: dar servicio al crecimiento masivo de tráfico y a la cantidad explosiva de dispositivos y mercados, mientras se alcanzan los estándares más altos posibles de desempeño, eficiencia energética y alta seguridad, lo que permitirá un crecimiento sostenible y confiable.

Mientras que el 5G avanzado ampliará el 5G más allá de la comunicación de sólo datos y mejorará sustancialmente la precisión en el posicionamiento a un nivel de centímetros, en especial en interiores e instalaciones subterráneas para las que las señales satelitales no están disponibles, 6G llevará la localización al siguiente nivel aprovechando las ventajas del amplio espectro y los nuevos rangos espectrales hasta los terahercios.

Hacia la Industria 5.0

En las últimas décadas, varias mejoras tecnológicas han impulsado la creación de fábricas inteligentes. A pesar de eso, la conectividad sigue siendo un problema mayor. 5G dio el salto inicial a la cuarta revolución industrial con un puñado de tecnologías modernas. El camino hacia la Industria 5.0 recibirá más impulso con la amplia adopción del 6G.

El diseño compartido de la comunicación y el control permitirán un menor coste y una mayor velocidad de transmisión de datos, con un aumento de los casos de uso. La red 6G como sensor permitirá la comunicación conjunta, la detección y la localización que resolverán las necesidades de las industrias con un solo sistema, lo que reducirá los costes.

Pasando a 6G

El lanzamiento del 5G y sucesivamente del 5G avanzado no ha podido llegar en mejor momento cuando los recursos globales se están reduciendo. La tecnología de comunicaciones jugará un papel esencial para reforzar la productividad y ayudará a lograr políticas ecológicas integrales. 6G se basará en el éxito de 5G para fortalecer el bienestar humano y revelar nuevas posibilidades que aún están por definir e imaginar.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.