0a89c0b5">

¿Podemos llegar a comprar nuestra casa por internet?

La respuesta a esta pregunta sin ninguna duda es si.. En la actualidad existe la posibilidad de realizar una reserva online de una vivienda con las mismas garantías que con los procesos tradicionales de compraventa inmobiliaria.La respuesta a esta pregunta sin ninguna duda es si. En la actualidad existe la posibilidad de realizar una reserva online de una vivienda con las mismas garantías que con los procesos tradicionales de compraventa inmobiliaria. Los consumidores queremos comprar online, la cuestión es si se puede realizar el proceso completo de forma remota.

La compraventa inmobiliaria

Internet ha dejado de ser un punto de información inmobiliario, es un canal de venta en el que realizar el proceso de compraventa de vivienda.

La compra de una vivienda no es algo sencillo y en el proceso de compra intervienen trámites y condicionantes económicos, que empujan a pensar que no es posible recorrerlo desde casa y con un dispositivo conectado a la red internet.

Pero sin lugar a dudas se puede comprar una vivienda online porque tenemos la información, utilidades y los recursos para ello:

Toda la información inmobiliaria

Todo lo que un comprador puede necesitar para decidir sobre la compra de vivienda, la tiene a su disposición, el usuario puede acceder a sitios web de información inmobiliaria y utilizar estas herramientas:

  • Guardar propiedades como Favoritas,
  • Analizar varias opciones con Comparativa de propiedades,
  • Calcular el tiempo de los traslados desde/hasta la vivienda,
  • Alertas de nuevas viviendas similares y de precios rebajados
  • Histórico de peticiones de información y respuestas de la parte vendedora,
  • Estado de la oferta y reserva,
  • Estado de la construcción (en obra nueva).
  • comprar un piso en zonas de barcelona inmobiliaria

Hasta bien entrado el siglo XXI, muchas personas compraban una vivienda sin verla, sobre planos en 2D, sin analizar siquiera el suelo sobre el que se iba a urbanizar y con una memoria de calidades como única documentación de apoyo, hasta que se pudiera visitar el “piso piloto”.

Ahora, el comprador dispone de una aplicación en el móvil o un área personal online, donde puede consultar los planos en 3D, modificar a su gusto la decoración, o ver la evolución de la obra en tiempo real.

El poder de la información

Nos hemos acostumbrado en poco tiempo a comprar productos en internet, sin tocarlos ni probarlos, porque nos gusta tener la capacidad de decidir directamente, podemos analizar la posible compra y recibirla en nuestra casa, sin desplazarnos, tenemos a nuestro alcance todos los productos y servicios que podamos necesitar, podemos comparar precios y funcionalidad y es un proceso de lo más cómodo.

Pero ese poder del consumidor no se limita a productos físicos, también contratamos online, sin intermediarios, herramientas digitales, contenido audiovisual, servicios y personas.

¿Quién es el posible comprador online?

Los consumidores queremos poder decidir si hacer la compra de forma asistida o directa. Según los intereses de cada grupo de compradores, el proceso de compraventa puede requerir que la transacción se haga mediante procesos online o no.

Si es una pareja que está buscando un hogar para su futuro, sus componentes querrán tomar una decisión sobre el terreno, sentir esa vivienda, caminar por el entorno, ver a los vecinos. Su inversión no será especulativa y requerirán ayuda profesional en varias áreas, desde la financiera, hasta la legal y fiscal, pasando por búsqueda y selección de la propiedad adecuada, la inspección técnica y negociación con la parte vendedora.

Si es un inversor inmobiliario, aunque sea un particular con pequeños ahorros, el factor emocional no es tan relevante y priman los factores pragmáticos de coste y rentabilidad.

La elección de la zona no atiende a situaciones vitales del individuo, sino de las prestaciones para quienes demanden esa propiedad para alquilarla o para adquirirla.

Por lo tanto, si las variables de la ecuación son adecuadas (localización, coste de adquisición y reforma, probabilidad de alquiler, rentabilidad esperada), el inversor tienen los datos para establecer si es una buena inversión.

El último trámite presencial

Atendiendo a la legislación, hay trámites que requieren de presencia física por parte de los intervinientes y de fedatarios públicos. Los notarios son los encargados de validar la operación.

Esa es la única criba para completar la transacción 100% online, una vez que las reservas y las firmas de contratos son procesos que se han conseguido documentar digitalmente.

Sigue siendo necesario acudir al notario para formalizar la escritura pública de una vivienda, ya que es quien dota de seguridad jurídica a la operación, verificando y comprobando que lo indicado en las escrituras, cumple las condiciones acordadas por el comprador, vendedor, el gestor financiero, los agentes de uno y otro.

Estamos a un paso de poder cerrar el círculo de compraventa de vivienda online, pero ésta llegará cuando toda la información que necesite el comprador esté bien detallada y se pueda gestionar el contrato privado y escritura pública en remoto.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.