Cuanto consume tu televisor al año y como ahorrar

Controlar el consumo de nuestros aparatos del hogar es importante. El precio actual de la electricidad hace que busquemos opciones para intentar ahorrar en nuestro día a día.

En este artículo vamos a centrarnos en cuánto consume una televisión al año. Se trata de un dispositivo que usamos a diario y su uso supone una parte de la factura. Por eso vamos a ver también como podemos hacer para que ese consumo no se dispare.

Cuánto consume una televisión

Hay que tener en cuenta que no todas las televisiones consumen lo mismo. Ni tampoco todos los usuarios utilizan este dispositivo el mismo tiempo y, por tanto, el gasto no va ser igual. Sin embargo, sí que podemos hacer una media y hacernos una idea de más o menos cuánto vamos a gastar al año de luz con la TV.

Por ello nos hacemos eco de un informe que han lanzado desde OCU, donde muestran cuánto gastan determinados aparatos del hogar. Según este informe, la media de consumo anual de una televisión en España es de 263 kWh, un dato que está por encima de otros electrodomésticos de nuestra casa.

Pero claro, eso es una media. No es lo mismo una televisión LED, que una LCD o una plasma. Puede haber diferencias importantes, como también dependerá de las pulgadas de cada una. Ahora bien, ¿cuánto supone 263 kWh realmente en la factura? Si por ejemplo ponemos un precio de 0,16€ por kWh, al año estaríamos gastando unos 42€.

Podemos decir que, si obtenemos una media, la televisión representa sobre el 10% del consumo total de electricidad anual en una vivienda de España. Una vez más, se trata de una media y no es lo mismo una casa en la que vean 2 horas la televisión a la semana que otra en la que vean 5 horas cada día.

¿Qué podemos hacer para ahorrar en la factura de la luz con la televisión?

 Algo básico es intentar tener una TV de bajo consumo. El tipo de pantalla va a ser fundamental. Las que menos consumen son las de pantalla LED. Por tanto, si vas a cambiar de televisión procura que tenga este tipo de pantalla y podrás gastar menos luz. Además, las pulgadas van a ser clave; mientras más grande sea la pantalla, mayor consumo.

Pero también es conveniente llevar a cabo pequeños ajustes para ahorrar dinero en la factura al usar la televisión, sin necesidad de cambiarla. Un caso muy claro es apagarla de la corriente cuando no se utilice. No hay que dejarla en Stand By, ya que aunque el consumo sea muy pequeño, al final gastamos electricidad y la suma de todo cuenta.

Además, también se puede ajustar el brillo. Mientras menor sea, menos luz va a consumir. Tal vez no sea necesario que tenga tanto brillo. Esto es especialmente útil si, por ejemplo, cuando estamos cocinando o realizando cualquier tarea y está la televisión puesta de fondo.

En definitiva, una televisión consume una parte de la factura mensual de luz. De media gasta 263 kWh de forma anual, pero se puede adoptar alguna de las medidas mencionadas para ahorrarnos un poco en la factura.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.