¿Cuál es el coste de construir una central nuclear?

El coste económico de construir una central nuclear está entre 4.000 y 5.000 millones de euros, mientras que su tiempo de construcción oscila entre cinco y diez años.

La energía nuclear se encuentra en estos días en el centro de todas las miradas. Reino Unido acaba de anunciar la construcción de ocho reactores nucleares sumándose a la lista de líderes europeos que apuestan por este tipo de energía para no depender del petróleo ni el gas ruso y rebajar la factura de la luz.

El camino hacia la autosuficiencia

Este tipo de iniciativas como la de Reino Unido buscan una nueva estrategia de seguridad energética con la que buscan empujar a los países hacia la autosuficiencia energética lo que implicaría una bajada de los precios a largo plazo.

En contrapartida a esto como ya hemos dicho, el alto coste de construcción de una central implica un tiempo en torno a 30 años para que una central nuclear pueda ser amortizada.

No obstante, además de su coste, hay que tener en cuenta su tiempo de construcción, que puede oscilar desde los cinco hasta los diez años, dependiendo de la experiencia que el país en cuestión tenga en edificar centrales de este tipo y de la magnitud que conlleven los trámites burocráticos a realizar.

Las ventajas de la energía nuclear

Construir una central nuclear cuenta con toda una serie de importantes ventajas. Entre las primeras, la más destacable es que no emiten gases de efecto invernadero, sino vapor de agua. De hecho, recientemente, la Comisión Europea ha determinado que tendrán el calificativo de ‘verdes’ todas aquellas centrales nucleares que cuenten con un permiso de construcción antes del año 2045.

Otros puntos a favor son que la generación de energía nuclear es barata y que, además, con una sola central se puede generar una gran cantidad. También es reseñable que se trata de una energía casi inagotable ya que el recurso de la que se obtiene, el uranio, cuenta con reservas que permitirían seguir produciéndola durante miles de años.

Los peligros de la energía nuclear

Pese a los argumentos enumerados en los párrafos anteriores, la energía nuclear también tiene algún inconveniente. En términos medioambientales, aunque las centrales nucleares no producen gases de efecto invernadero, sí que generan residuos radioactivos. Desechos de complicada gestión que tardan miles de años en degradarse.

Por otro lado, en caso de accidente las consecuencias pueden ser catastróficas, como ocurrió en Fukushima (Japón) y en la propia Chernóbil (Ucrania).

Centrales nucleares en España

En estos momentos, nuestro país posee siete reactores nucleares activos en cinco emplazamientos distintos. Según los datos del Organismo Internacional de Energía Atómica, el parque nuclear español cuenta con una potencia instalada de 7.408 megavatios eléctricos (MWe), la novena mayor del mundo.

Las centrales nucleares españolas que cuentan con dos reactores operativos son las de Ascó (Tarragona) y Almaraz (Cáceres), mientras que las que disponen de un único reactor son las de Trillo (Guadalajara), Vendellós (Tarragona) y Cofrentes (Valencia).

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.