El invento de las platillas para andar descalzo, NakeFit

¿Te imaginas poder caminar por el borde mojado de una piscina sin temor a caerte de un resbalón? ¿Y poder disfrutar de la experiencia de caminar descalzo por el césped sin la incomodidad de clavarte ramas y demás objetos punzantes que hay en el suelo?

NakeFit ha revolucionado la forma en que las personas nos relacionamos con la naturaleza, permitiéndonos dejar las engorrosas chanclas, sandalias y zapatos de agua en casa.

El sistema de plantillas NakeFit nos permite disgrutar de los mejores momentos en el parque, en la playa y en la piscina.

¿Cómo funciona nakefit?

El mecanismo es muy sencillo y recuerda a las pegatinas. Se retira el papel que recubre la plantilla y se pega la funda a la planta del pie. Esto no tiene mucha historia, solo hay que tener un poco de maña para que coincida la forma de la plantilla con el pie: el talón con el talón, la zona central con el metatarso y los dedos con los dedos de los pies.

NakeFit se trata de un invento del italiano Sabato Alterio. En teoría, este tipo de fundas sustituyen a las chanclas y las zapatillas en todo tipo de terrenos. Veamos qué ventajas nos ofrece.

  1. Protección. Protegen los pies frente a la abrasión del asfalto o las quemaduras de la arena de la playa. Además, evitan cortes, heridas y la aparición de ampollas.
  2. Comodidad. Aunque carecen de todo tipo de amortiguación, la empresa asegura que estas fundas proporcionan confort.
  3. Resistencia. Aguantan bien el roce que se produce al andar o al correr.
  4. Elasticidad. Se adaptan a los pies gracias a que son elásticas.
  5. Waterproof.  Se pueden sumergir bajo el agua, característica que las hacen adecuadas para llevar tanto en la piscina como en la playa.

Las plantillas son ideales para andar sobre la arena de la playa o la piscina, pero para otras actividades como para correr son palabras mayores.

Producto no reutilizable y sumergible

Estas plantillas, que no son reutilizables, pueden quedar adheridas a las plantas del pie hasta 24 horas si no se mojan. El hecho de meterlas en el agua (que es del todo factible, puesto que son impermeables y se pueden mojar) hace que puedan perder parte de su adherencia y aguanten menos tiempo enganchadas al pie.

Por si esto no fuera suficiente, este invento italiano se ha hecho viral en las redes sociales y muy popular entre sus usuarios, algo que, sin duda, ha contribuido a aumentar su éxito.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.