¿Estamos en España preparados para un ciberataque ruso?

El Gobierno Español ha reconocido la existencia de intentos de hackeo en algunos ministerios desde que Vladimir Putin ordenó invadir Ucrania. Pero la alerta más grave que ha recibido Moncloa, transmitida por el CNI, es la interceptación de movimientos sospechosos de Rusia para llevar a cabo un ciberataque contra los servicios públicos de empleo (SEPE).

Por lo pronto, el Ejecutivo dio instrucciones el viernes a ministerios y organismos públicos para que sus trabajadores apagasen los ordenadores, ante el temor de sufrir un ciberataque de Rusia. Varios de sus departamentos informáticos anunciaron incluso que desconectaron todos los equipos por motivos de seguridad.

La orden salió de la Secretaría General de la Administración Digital y pretende evitar ataques como los sufridos en el pasado. Este órgano es el encargado de las comunicaciones en el ámbito de la Administración General del Estado y sus organismos públicos.

Apagado de ordenadores

El Gobierno ya había adoptado días antes una medida idéntica en diferentes organismos. La orden también afectó a las embajadas. Se enviaron mensajes solicitando a trabajadores y altos cargos del Estado que extremaran la seguridad en sus comunicaciones.

Entre otras cosas, se les pedía que vigilaran los mensajes de correo electrónico, minimizaran las conexiones a Internet, y utilizaran contraseñas seguras. En muchos casos, incluso pedían que fueran actualizadas.

Alerta del CNI al Gobierno

En las últimas horas, el Centro Criptológico Nacional –dependiente del CNI- y el INCIBE han alertado a Moncloa y al Ministerio de Trabajo de maniobras de Rusia que tienen como objetivo lanzar un ciberataque contra el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con el fin de que España no pueda pagar a sus más de tres millones de parados.

Personas vinculadas con la seguridad del Estado atribuyen estas maniobras a la reacción de Moscú tras los roces e incidentes diplomáticos y militares entre, por un lado, el Kremlin, y, por otro, el Gobierno y las Fuerzas Armadas españolas.

Estas fuentes citan la presencia militar de España en Letonia, junto con el liderazgo de Josep Borrell en la crítica a la invasión a Ucrania, como principales elementos de fricción.

Ajustar cuentas con España

El CNI ha transmitido que el objetivo de un golpe contra el SEPE como el que se prepara es desprestigiar a la institución pública y al Estado, así como suscitar el descontento de la ciudadanía ante la cancelación de miles de citas en toda España y la paralización de la tramitación de nuevas prestaciones por desempleo.

El objetivo de Rusia es que las personas cuya prestación no pueda ser reconocida por el SEPE a lo largo de este mes, debido al ciberataque, tengan que esperar al mes siguiente, es decir a mayo, para cobrar. De ahí que hayan fijado la fecha de mediados de marzo para lanzar la ofensiva.

Los afectados pueden recibir la cantidad que tienen pendiente en cuanto el SEPE comunica a la entidad bancaria que es beneficiario de una ayuda. Ahora, los bancos trabajarían con los listados del mes de anterior, febrero, lo que impediría registrar las órdenes de pago a los nuevos parados y trabajadores incluidos en un ERTE desde mediados de mes.

La presencia militar en Letonia

El CNI considera que Moscú ha colocado a España entre sus principales enemigos porque se encuentra implicada en ciertas misiones que tienen como objetivo de disuadir a Rusia de intentar nuevas aventuras expansionistas en lo que antaño fueron repúblicas soviéticas de la URSS.

La OTAN mantiene desde 2016 cuatro “grupos de batalla” en la misión de Presencia Reforzada Avanzada, ubicados en Polonia, Estonia, Letonia y Lituania.

Desde ese año, España tiene a varios cientos de militares del Ejército de Tierra en Letonia.. Además de personal, nuestro país mantiene en el Báltico algunos de sus mejores vehículos blindados: es la única misión en el exterior en la que se despliegan carros de combate Leopardo.

Además, el Ejército del Aire participa en las misiones de policía aérea que la OTAN desarrolla en el flanco este. Mandó mandando cazas a Lituania para vigilar las incursiones de aviones militares rusos en el espacio aéreo de la alianza.

A la misión en el Báltico se ha sumado más recientemente la del Mar Negro. Los Eurofighter españoles estuvieron en Rumanía, y actualmente se encuentran en Bulgaria. En unos meses se enviará de nuevo aviones de combate a Lituania.

El CNI ha pedido ayuda a Telefónica

El CNI ha pedido ayuda a los operadores de telecomunicaciones. Entre ellos, a Telefónica, que cuenta co la red más extensa de nuestro país.

La compañía que preside José María Álvarez-Pallete se encarga, junto con Indra, del centro de operaciones de ciberseguridad, que gestiona la defensa contra los hackeos. El Gobierno les adjudicó un contrato por valor de 46 millones de euros hace unas semanas, a través de un procedimiento de urgencia.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.