Un nuevo aerogenerador sin aspas puede acabar con las placas solares

La tecnología de generación de electricidad por medio de placas solares podría tener los días contados. La culpa, un sistema nuevo de aerogeneradores sin aspas con una potencia superior al 50% respecto de otro tipo de sistema renovable.

Los aerogeneradores son dispositivos que convierten la energía cinética del viento en energía eléctrica gracias al movimiento de sus aspas. La empresa Aeromine Technologies ha ido un paso más allá y ha presentado un peculiar modelo sin aspas que se puede integrar con los sistemas de energía solar existentes y los sistemas eléctricos de un edificio.

No es el primer aerogenerador sin aspas disponible en el mercado, ya que en España se ha creado un modelo similar que convierte una casa en autosuficiente. En este caso, el dispositivo de Aeromine destaca por su capacidad para generar hasta un 50% más de energía que otras opciones al mismo o menor coste, como, por ejemplo, los paneles solares.

Un diseño compacto

Este nuevo aerogenerador es totalmente diferente a las grandes turbinas con palas de los parques eólicos. En primer lugar, está diseñado para aprovechar las rachas de aire, por eso se instalan en el borde del tejado de un edificio con el objetivo de desplegar una red compuesta de entre 20 y 40 unidades orientados a la dirección predominante del viento.

Después está su aspecto singular y sin aspas que se asemeja más a una chimenea o a una salida de extractor de humo. Al igual que los aerogeneradores tradicionales, en este nuevo modelo el tamaño también es clave.

La solución de Aeromine es un dispositivo voluminoso, pero ocupa un espacio mucho más pequeño en el tejado, de hecho, la compañía explica que ocupa una décima parte de la superficie de un panel solar al uso.

Un sistema de funcionamiento diferente

Los nuevos aerogeneradores también funcionan de forma diferente. El aerogenerador aprovecha la aerodinámica para capturar y amplificar el flujo de aire de cada edificio. Para ello cuenta con dos alas de tres metros de altura que son como un conjunto de alerones de coche de carreras colocados uno frente al otro, con un poste redondo entre ellos.

Unas alas que están fijas, totalmente colocadas en ángulo hacia el viento y que generan un vacío de baja presión en el centro del dispositivo, que aspira aire a través de las perforaciones del poste y de las propias alas. Mientras que la turbina del aerogenerador está situada en la parte inferior del poste central, rodeada por un conducto.

El diseño aerodinámico de Aeromine captura y amplifica el flujo de aire del edificio con velocidades de viento tan bajas como 8 kilómetros por hora. Una sola unidad de este tipo de aerogeneradores proporciona la misma cantidad de energía que 16 paneles solares.

Este nuevo aerogenerador también posee la capacidad de generar energía las 24 horas del día, adaptándose a cualquier clima extremo. Diseñado para funcionar a la perfección con el sistema eléctrico existente de un edificio, la combinación de la solución eólica de Aeromine con la energía solar en la azotea puede generar hasta el cien por cien de las necesidades energéticas de un edificio.

Entre sus principales ventajas, se trata de un aerogenerador silencioso, muy seguro y muy barato de construir. Además, no necesita ningún material extravagante, como fibra de carbono, y el ventilador no incluye ninguna pieza especial.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.