Una turbina española consigue el récord de producción de energía

El prototipo de aerogenerador SG 14-222 DD que el gigante eólico hispano-alemán Siemens Gamesa tiene en el centro de pruebas de Osterild, en Dinamarca, ha batido el récord mundial de producción con un solo aerogenerador en un periodo de 24 horas.

Después de casi un año volcando energía a la red eléctrica del país, se ha conseguido producir 359 megavatios-hora de energía. La compañía asegura que esto equivale a lo que gasta un vehículo eléctrico de tamaño medio (un Tesla Model 3, por ejemplo) al recorrer 1,8 millones de kilómetros.

Una turbina capaz de llegar a 15 megavatios

Como explica la propia compañía, la SG 14-222 DD es una turbina marina de accionamiento directo con capacidad para generar 14 megavatios que se puede ampliar a 15 megavatios gracias a su sistema Power Boost.

Esto sería suficiente, según Siemens Gamesa, para alimentar 18.000 mil hogares al año. La turbina cuenta con un rotor de 222 metros de diámetro, palas reciclables de una sola pieza y cubre un área de barrido de 39.000 metros cuadrados.

La producción en serie de esta turbina marina SG 14-222 DD está prevista para 2024, aunque la empresa hispano-alemana asegura estar trabajando en reducir el tiempo de fabricación de este modelo para producir más rápido y de manera más segura.

En busca de la máxima potencia eólica

Siemens Gamesa no es la única empresa que participa de esta carrera por realizar turbinas cada vez más poderosas.  Una compañía noruega afirma haber desarrollado un nuevo molino de viento que revolucionará la producción de energía eólica mundial, pasando de los 16 megavatios de la turbina más grande del mundo a una potencia máxima de 40 megavatios por unidad, una máquina ingeniosa y formidable según su descripción.

En vez de usar un modelo horizontal convencional, su nuevo diseño es de eje vertical. Aunque el concepto de las turbinas de eje vertical no es nuevo, la arquitectura de esta máquina es radicalmente diferente a lo que estamos acostumbrados en este tipo de diseño. Según sus creadores, es esta nueva estructura la que hace que esta turbina sea mucho más potente.

Un diseño novedoso

El diseño emplea dos rotores coaxiales o contrarrotatorias montados en un eje vertical. Cada rotor tiene tres palas barren una zona cónica invertida gracias a su forma en V, que hace recordar los brazos de un árbol mecánico.

La turbina superior está conectada a un eje interior que hace las veces de rotor en el generador eléctrico. La turbina inferior hace de estátor, la parte del generador que contiene las bobinas y que se mantiene estática en la mayoría de los generadores.

En este caso, el estátor se mueve al lado contrario del rotor, doblando la velocidad relativa de los ejes y, por tanto, la capacidad de generación eléctrica del sistema. El generador no está en la parte superior del mástil, como el de una turbina convencional, sino en la base, junto al lastre y el resto de componentes del sistema.

Su peso contribuye a la estabilidad del sistema, garantizando que la torre no vuelque por mucho que el océano se encabrite, según sus ingenieros. Este diseño, aseguran, también lo hace más resistente a las vibraciones y posibles roturas que los sistemas

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.